Ingeniera de la ANDE, ejemplo de empoderamiento femenino en Paraguay (La Nación)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Aldo [email protected] mujer paraguaya de a poco se abre camino en rubros donde «dominan» mayoritariamente los hombres. El empoderamiento avanza y su vez, las féminas reclaman mayores espacios en igualdad de condiciones con los hombres. El objetivo es demostrar toda su capacidad.En una entrevista exclusiva con la Ing. en Electricidad, Liz Eda Delgado Alcaraz (25), conocimos a la mujer que se desempeña como Operadora de Estaciones y Sub Estaciones de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).Comentó a La Nación que su pasión por el rubro eléctrico ya inició en la época escolar. Se graduó en el Centro de Capacitación Técnica (CCT) de Luque y posteriormente siguió la carrera universitaria de Ingeniería Eléctrica. Según ella, su voluntad, su ímpetu y sus enormes ganas de aprender la llevaron a lograr todo lo propuesto.La Ing. Delgado actualmente se desempeña en la ANDE como operadora de uno de los locales y esta bajo su responsabilidad; controlar transformadores, alimentadores y los «famosos» fuera de servicio, según detalló. Ella es la única mujer en ésta área en su turno.Ya tiene una antigüedad de 1 año y 3 meses en la estatal eléctrica. Destacó que su ingresó fue por concurso de méritos y resalto la transparencia del proceso ya que dijo que al ingresar sin «padrinos o madrinas de la política», es porque la captación de nuevo personal fue limpia.»De 300 postulantes ingresamos 55 a nivel país y fui la única mujer, incluso, fui una de las cuatro personas que hizo puntaje sobre puntaje dentro del proceso de admisión de la ANDE», subrayó.Experiencia y estudios es la combinaciónSostuvo que adquirir experiencia es el secreto, y a la vez, esto debe combinarse con los estudios y la capacitación constante. Seguidamente, la Ingeniera paraguaya dijo que para la mujeres compatriotas no existe el «trabajo imposible».Dijo -además- que las paraguayas siempre marcan la diferencia por contar con detalles y agregarle el toque femenino.Instó a que las mujeres paraguayas se animen a ingresar en rubros denominados por la sociedad «de hombres», y resaltó la inmensa capacidad femenina para realizar cualquier tipo de trabajo con honores.